Cómo sacarle provecho a la habitación de tus hijos

Los metros de nuestra vivienda son los que son y no podemos hacer nada con respecto a ello. Por suerte, existen muchos trucos en decoración que consiguen que esos pocos metros estén muy bien aprovechados.

Las habitaciones que quedan para nuestros hijos suelen ser mucho menos amplias que la habitación principal y, además de tener menos metros, suelen estar más abarrotadas. Cuando estos son pequeños, las inundan infinidad de juguetes, mientras que cuando empiezan a ir al instituto o a la universidad suelen estar llenas de libros, guitarras, patinetes o cualquier hobby que hayan descubierto.

En este post te contamos cómo ganarle la batalla al espacio.

 

Utiliza una cama con múltiples cajoneras

Todo el mobiliario de la habitación se encontrará arrimado en un lado de la estancia donde aprovecharemos todo el espacio disponible pero sin amontonar ni crear un ambiente muy cargado. La cama la usaremos para guardar bajo de ella un buen número de cajoneras donde podrán guardarse libros, ropa de invierno o verano, juguetes o podremos incluso usar alguno de ellos como un zapatero improvisado.

 

Literas

Si solo tenemos una habitación y tus hijos la tienen que compartir, la opción que más nos permitirá aprovechar los metros de esta será la de usar una litera. Tendremos dos camas ocupando solamente el espacio físico de una. Además, debajo de la litera podremos incorporar las cajoneras de la primera opción. El uso de la litera también podrá servir si tenemos solamente un hijo, ya que la parte de arriba, en vez de cama supletoria, podremos usarla como un cómodo sofá o adecuarla y convertirla en un escritorio.

 

Camas plegables

Si la habitación de tus hijos es demasiado pequeña podrás decorarla con un mueble en el que la cama se pueda plegar hacia dentro. De esta forma, dejarás todo el espacio que ocupa por la noche libre para su uso. Es una opción ideal si tenemos hijos pequeños y queremos usar la habitación como un cuarto de juegos durante el día y como dormitorio por la noche. (Quizás pueda interesarte el artículo “Las ventajas de los muebles multiusos”).

 

Escritorio de estudio

Al igual que la cama, los escritorios pueden ser plegables o, si optas por uno fijo, podrás utilizarlo para colocar cosas, incorporando también cajoneras.

 

Estanterías versátiles

Podremos ganar metros, aprovechando espacio en la habitación de nuestros hijos, por ejemplo optando por estanterías en forma de cubos. En ellas podremos guardar libros, películas, muñecos, perfumes… Los armarios son otro sitio clave para las cajoneras y estanterías: un armario bien distribuido es mucho más versátil para el almacenamiento y nos permitirá tener una habitación totalmente organizada (haz clic en este enlace para saber más).

 

Terraza cerrada

Si la habitación de nuestros hijos dispone de una pequeña terraza, lo más práctico y seguro será cerrarla y convertirla en parte de la habitación. Así tendremos este espacio totalmente aprovechable durante todo el año, podremos usarlo como armario supletorio, trastero de juguetes o, si es muy amplia, colocar ahí el escritorio y tener un sitio iluminado con una fuente de luz natural.

 

Reutilízala

Si tus hijos ya son mayores o les queda poco para irse de casa, ¿qué mejor que aprovechar esa habitación y darle alas a la imaginación para convertirla en un sitio de lectura, una habitación con luz natural para pintar o incluso una habitación de invitados?

 

Como ves, tener espacia, contando con muy pocos metros cuadrados es posible. Solo hace falta un poco de ingenio y un poco de tiempo. Con estos sencillos trucos podrás sacarle el máximo provecho a la habitación de tus hijos sin tener que hacer reforma o comprarte una casa más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *