¿Deberías contratar un seguro para el hogar?

hogar

Una de las dudas más frecuentes, especialmente cuando nos enfrentamos a una mudanza, es lo relativo al seguro del hogar. Cuando nos vamos a un piso en el que somos propietarios, esta duda suele quedar más resuelta. Sin embargo, si optamos por la opción del alquiler, son muchos los interrogantes que nos surgen a la hora de la definir la obligatoriedad de contratar un seguro para el hogar o no.

Contratar un seguro para el hogar es una decisión personal, sin embargo, conviene tener en cuenta que puede garantizar una dosis de tranquilidad muy elevada para todo aquel que se decida por ello. A continuación, vamos a responder algunas de las dudas más frecuentes en torno a esta cuestión.

 

¿Es obligatorio?

Inicialmente, contratar un seguro del hogar no es obligatorio. Al contrario de lo que ocurre con otro tipo de seguros, como el del coche, no hay una legislación relativa a la obligatoriedad de contratar este tipo de servicios. Sin embargo, sí que conviene tener en cuenta que es posible que si nos vamos a vivir de alquiler, el dueño puede que nos exija su contratación.

Del mismo modo, también es importante tener en cuenta que en el caso de que la vivienda esté hipotecada, lo más probable es que sea el banco el que nos obligue a contratar algún seguro. Al menos, aquel que cubra unos mínimos estipulados previamente en el contrato.

 

¿Cuántos tipos de seguro del hogar existen?

  1. Principalmente, es conveniente saber que existen dos tipos de seguros del hogar.  Uno de ellos es el seguro del continente. Es decir, todos los elementos de construcción y de estructura de la vivienda. Esto hace referencia a las paredes, el techo, el suelo o la instalación eléctrica, entre muchos otros factores. Todos los desperfectos que se produzcan a consecuencia de cualquier inconveniente y que pueda interferir en la salud de estos elementos, correrían a cargo de la aseguradora en cuestión. Especialmente en los pisos de alquiler, es habitual que este seguro corra a cargo del propietario de la vivienda. Y es especialmente recomendable su contratación.
  2. Por otro lado, el segundo de los seguros del hogar más comunes es el que hace referencia al contenido de la vivienda. Es decir, todos los objetos que guardamos en el interior del espacio de nuestra vivienda y que queremos asegurar por un valor determinado. En este grupo, se incluirían los electrodomésticos, las ollas, la ropa o los aparatos electrónicos entre una interminable lista de elementos. Todos los daños que reciban este tipo de objetos, quedarían cubiertos por la aseguradora.

 

¿Es recomendable tener este tipo de seguros?

Una vez ya hemos analizado que no es obligatorio disponer de este tipo de seguros en ningún hogar, conviene analizar si es recomendable su contratación de cara a nuestra seguridad en un futuro.

A la hora de entender si merece la pena contratar un seguro del hogar o no, conviene hacer una pausa y valorar qué importancia tiene a nivel personal gozar de la máxima tranquilidad en nuestro hogar.

Es importante tener en cuenta que mediante un pago anual de este tipo de seguros, podremos gozar de la tranquilidad necesaria de que cualquier imprevisto que ocurra en el interior de nuestra vivienda va a estar cubierto por la aseguradora. Esto provoca una importante inyección de tranquilidad y seguridad tanto para nosotros, como para nuestras familias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *