¿Vas a mudarte? Te contamos cómo transportar tus plantas para que no se estropeen

planta hogar interior

Las mudanzas, especialmente cuando no están todo lo organizada que deberían, pueden llegar a convertirse en una pesadilla. No obstante, como ya hemos comentado, en la correcta planificación de la misma se encuentra una de las claves para asegurar su correcto ejercicio. 

Entre los múltiples elementos dedicados a los que hay que atender, las plantas son uno de los principales. Especialmente con el objetivo de garantizar su correcta supervivencia. Por ello, a continuación hemos reunido una serie de trucos con los que hacer el traslado de una manera mucho más sencilla y efectiva. 

 

Limpia las plantas y elimina lo que no sea necesario 

Uno de los principales errores que solemos cometer a la hora de afrontar la mudanza de nuestras plantas es querer transportar las mismas sin prestar atención al estado en el que se encuentran. En la mudanza, una de las claves para asegurar el éxito de la misma hace referencia a la atención que prestemos a nuestras plantas en el momento de llevar a cabo su transporte.

Por ello, es importante que, ante de nada, repasemos la salud que desprenden. Puede ser el mejor momento para quitar los pequeños tallos que sobresalen o las plantas que son más largas que de normal. 

 

Utiliza cajas de cartón

Las cajas de cartón pueden convertirse en uno de los recursos más eficientes cuando se trata de afrontar es traslado de nuestras plantas. Por ello, trata de coger cajas del tamaño suficiente en el que quepan tus plantas. En el caso de que tengas muchas, es importante que no pretendas guardar más plantas de lo necesario en una misma caja, puesto que puede ser uno de los errores principales para que éstas se mueran.

En este mismo sentido, es importante tener en cuenta que conviene utilizar las cajas suficientes como para poder dar cabida a todas las plantas que tengas en el hogar.

 

Riégalas lo suficiente

Por los posibles problemas que puedan surgir tanto en el momento previo al traslado como en el posterior, una de las recomendaciones más importantes es asegurarse de que las plantas están lo más hidratadas posible. Por ello, es vital que te asegures de regarlas tanto antes de salir de su origen como en el momento de llegar a su destino. De lo contrario, podrías estar incurriendo en uno de los errores más habituales. 

 

Acomoda las plantas tras la mudanza

Tras la mudanza, uno de los mejores consejos que podemos ofrecer es que trates de acomodar las plantas de manera inmediata en el momento de llegar. Uno de los errores más comunes es el que hace referencia a dejar más tiempo de la cuenta las plantas en las cajas de la mudanza. 

Por ello, es importante saber que en el momento de llegar a su destino, les busques una ubicación definitiva o semi definitiva. De esta manera, las plantas volverán a encontrarse de la mejor forma posible, permitiendo su correcto crecimiento sin ningún tipo de problema. 

 

Confía en manos profesionales

Pese a todo, es importante que tengas en cuenta que la mejor opción para afrontar una mudanza en garantías es confiar exclusivamente en manos profesionales. De lo contrario, los errores pueden aparecer en cualquier momento, con las consecuencias que ello puede tener en tu mudanza.

Cuando se necesita transportar lo que más queremos de nuestro hogar, como es el caso de nuestras plantas, un servicio profesional nos ayudará a que ellas, como seres vivos que son, ni se inmuten.

 

*Para más información e aconsejamos que eches un vistazo a este artículo: Trucos para organizar una mudanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *