Tu nuevo hogar te está esperando en Loeches

chalets en loeches

Cada vez más gente decide abandonar la selva de asfalto que implica la capital y los municipios más cercanos y se decide por comprar una casa a las afueras. Entre Arganda del Rey y Alcalá de Henares encontramos Loeches, municipio y localidad que cuenta con unos 8500 habitantes.

Entre sus límites encontramos San Fernando de Henares al norte y Campo Real y Arganda del Rey al sur. Al este Torres de la Alameda y Pozuelo del Rey y al oeste Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio.

Loeches está a unos 40 kilómetros de Madrid, por lo cual se encuentra a una distancia perfecta, ni en la capital con todo su ajetreo de coches ni muy en la lejanía.

Loeches es un municipio que se encuentra inmerso en la zona de turismo de la Alcarria de Alcalá. Gracias a toda la historia que ha vivido Loeches, podremos encontrar en ella múltiples edificios históricamente importantes.

El Monasterio de la Inmaculada Concepción o Convento Grande se encuentra situado en la Plaza de la Duquesa de Alba. Fundado por el Conde Duque de Olivares en 1640, alberga un panteón familiar de la casa de Alba. Aparte de ser una visita bastante cultural, ya que el Conde Duque forma parte de más de una crónica en los libros de historia, podremos degustar los típicos dulces de las dominicas.

Si seguimos la visita cultural, pasaremos por el monasterio de San Ignacio Mártir. Este monasterio de estilo barroco y del siglo XVI, alberga en su interior un retablo de gran valor del siglo XVI y numerosas reliquias entre las cuales están las cartas de Santa Teresa de Jesús. Además de estas, podremos contemplar una preciosa cúpula con frescos dedicados a San Elías y a San Juan de la Cruz.

También podremos encontrar una iglesia de estilo renacentista de mediados del mismo siglo, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

No solo tendremos patrimonio histórico y artístico, en Loeches podremos encontrar una gastronomía típicamente manchega, disfrutando en cualquiera de sus bares de unas gachas u unas migas del pastor.

Podremos pasear por la tarde por el bello parque de San Blás y disfrutar del atardecer sobre las vistas panorámicas de Loeches.

El nombre de Loeches tiene origen vasco, seguramente debido a la repoblación que sufrió la localidad en tiempos de la reconquista con pastores vascones. El nombre en euskera significaría “lo” (dormir) y “etxe” (casa).

Loeches fue una de las veinticinco villas que componían el alfoz complutense, con una legislación dependiente directamente del Fuero de Alcalá. Su título de villa se lo otorgó Carlos I en 1555.

Esta villa fue vendida por Felipe II para sufragar los gastos del estado al Arzobispado de Toledo, pasando por manos del genovés Baltasar Catanno hasta acabar siendo un señorío perteneciente a la familia Cárdenas-Avellaneda. Fue entonces cuando se fundó el convento de Carmelitas de San Ignacio Mártir. Al morir la familia, el señorío fue comprado por el Conde Duque en 1633. Al no poderse hacer con el patronazgo del monasterio, mandó a construir el de la Inmaculada Concepción.

Fue desterrado a Loeches cuando le cesaron como primer ministro de Felipe IV, pretendiendo hacer de sus montes un coto de caza, idea que no consiguió realizar debido a la oposición de los agricultores. 1645 fue el último año que pasó allí antes de ser desterrado a Zamora.

Aparte del gran patrimonio histórico y cultural que podremos encontrar en Loeches, las impresionantes vistas y el entorno, encontraremos la facilidad para nuestra familia de escuelas públicas en la localidad. En concreto dos escuelas públicas infantiles para los niños menores de tres años  y tres de educación infantil y primaria. Encontraremos también un colegio privado con clases desde infantil hasta las preuniversitarias.

 

*Para más información sobre Loeches, te aconsejamos echar un vistazo a este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *