¿Qué escoger entre un bajo con jardín o un piso en altura?

piso en altura

Una de las principales cuestiones a las  que nos enfrentamos cuando estamos mirando pisos para entrar a vivir es si  decidirnos por un bajo o por un ático. Tanto vivir en un ático como en un bajo tiene sus ventajas  e inconvenientes, en este post analizaremos ambos.

 

Opción uno, vivir a ras de suelo.

 

Uno de los principales motivos por el que la gente elige vivir en un bajo es lo cómodo que resulta acceder a la vivienda. Sobre todo para aquellas familias que tienen a su cargo personas con movilidad reducida o niños.

El espacio extra es otra de sus ventajas, los bajos suelen tener más metros cuadrados que  el resto de viviendas y un jardín incorporado.

El precio es la tercera aunque no menos importante, ya que es bastante llamativo que un piso con más metros cuadrados resulte más barato.

Y, es que todo, tiene su explicación, antiguamente estas plantas bajas estaban destinadas a usos como las porterías o almacenes pero en pleno boom inmobiliario se vendieron muchas de estas como pisos.

El problema surgió porque estos bajos no cumplían  con todos los requisitos de habitabilidad con lo cual la mala fama se difundió. Las constructoras por lo tanto tuvieron que bajar los precios para que se vendiesen, aunque, claramente ya no pase hoy en día.

Otra ventaja es el patio o jardín del que disponen, normalmente suelen resultar mucho más útiles que una terraza,más amplios y menos peligrosos para los niños.

¿Cuáles serían las desventajas de este tipo de viviendas?

Muchos inquilinos se han encontrado con problemas de humedades, ya que dependen mucho de las condiciones de construcción y del mantenimiento del edificio además  de la zona en la que esté la vivienda, la orientación y la climatología.

Otra desventaja a la que nos tendremos que enfrentar es la falta de privacidad, ya que tendremos que enfrentarnos a los ruidos de la calle, a los vecinos de arriba o a la gente de los patios.

Los vecinos son un punto en contra, nunca sabremos hasta  que vivamos allí si tendremos que soportar vecinos ruidosos encima de nuestras cabezas o si serán de esos que arrojen las migas a nuestro patio.

 

Opción dos, vivir a ras de cielo.

 

La luminosidad es uno de los principales factores que atraen a los futuros compradores junto  con la privacidad. Además este tipo de viviendas suelen contar con terrazas, lo que no significa necesariamente  un espacio  extra sino menos metros cuadrados para la vivienda.

No tener vecinos encima que hagan ruido a horas intempestivas y tener las mejores vistas del edificio es otra de las ventajas de los áticos.

Pero también presentan desventajas, entre ellas que sus precios se elevan hasta casi un cuarenta  por  ciento más que el resto de las viviendas.

Las temperaturas extremas será otro de los factores con los que tendrás que lidiar, ya que es la parte del edificio que está más expuesta a las lluvias, frío y sol. No tener vecinos encima o a los lados implicará un aumento considerable  en la factura de la luz.

Tu vida dependerá del ascensor, no es lo mismo vivir en un primero a tener que subir ocho plantas por las escaleras si se estropea el ascensor. si tienes niños pequeños o problemas de movilidad no es la opción más recomendable.

Por lo tanto, ¿Cuál elegir de los dos? Nosotros tenemos claro  que dependerá exclusivamente de las necesidades que  tengas  tu y tu familia. Si necesitas más espacio,un jardín o si prefieres prescindir del espacio y disponer  de más  intimidad.

Te recomendamos que visites las dos opciones, ya que en cada construcción la cosa cambia entre áticos y bajos, cada opción  es diferente a la anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *