Pros y contras de comprar una casas en pareja

comprar casa madrid

Comprar una casa e iniciar un proyecto en común es una de las decisiones más importantes que debemos tomar en el momento en el que decidimos formalizar una relación sentimental. La realidad es que no existe una afirmación universal que responda a si es conveniente o no comprar una casa en pareja. Puesto que el acierto de esta decisión dependerá, en gran medida, de la naturaleza de la relación en cuestión.

A continuación hemos desgranado una serie de ventajas y de inconvenientes que te harán más sencillo dar, o no, el paso definitivo.

 

Comprar una casa en pareja, sus ventajas

Uno de los principales motivos por los que cada vez más parejas se aventuran hacia la opción de comprar una casa conjunta es lo que está relacionado con al ámbito económico. Compartir los gastos propios del día a día, además de los gastos derivados de la hipoteca es uno de los principales aspectos que hay que valorar cuando se trata de adquirir un inmueble. Además, a nivel fiscal, Hacienda también permite a las dos personas que compran una vivienda aprovecharse de una menor carga fiscal. Comprando el inmueble en pareja, es mucho más sencillo que ambas partes se aprovechen de esta situación.

Por tanto, el ámbito económico es una de las primeras cuestiones a las que hay que obedecer cuando se trata de reflexionar sobre la idea de adquirir un nuevo inmueble. Del mismo modo, y en el caso de que haya que conseguir una hipoteca para poder hacer frente a los gastos de la operación, también es importante tener en cuenta que es mucho más sencillo conseguir la aprobación de un préstamo hipotecario en el caso de que sean dos las personas que lo solicitan. Para los bancos, que existan dos entradas de dinero proporciona un extra de seguridad que hace que aumente la confianza en ellos.

Los planes de futuro también son vitales en el momento de enfrentarnos a esta situación. Especialmente en lo que hace referencia a tener, o no, hijos. Comprar una casa en común puede ser una buena inversión en materia de seguridad para el mismo. 

 

Desventajas de comprar un piso en pareja

De todos es sabido que una de las principales desventajas que hay que enfrentarse, en el momento de comprar una casa en pareja es la decisión de quién se queda con la vivienda en el caso de que la pareja rompa. La separación o el divorcio son dos de los aspectos más importantes a los que hay que enfrentarse en este tipo de situaciones. Y es este el motivo por el que cada vez más parejas deciden no comprar casas de manera conjunta, especialmente si económica es posible afrontar la operación. 

En este caso, es importante conocer que la ley de España que estipula el Tribunal Supremo dictamina que los dos miembros de la pareja, en caso de separación, deberán asumir el 50% del coste de la hipoteca, ya que es una deuda que se ha pagado de manera conjunta. En el caso de la persona que decida quedarse a vivir en la vivienda, además, será la encargada de asumir los gastos que se deriven del uso y disfrute de la misma. Del mismo modo, en el caso en el que el inmueble decida venderse en el momento en el que finaliza la relación, el dinero obtenido se tiene que repartir a parte iguales entre ambos. 

Estos son solo algunos de los motivos que pueden ayudarte a tomar la decisión. Sin embargo, en todos ellos existe un denominador común: el análisis de la situación actual y del futuro de la relación. Dependiendo del mismo, ambas opciones pueden ser igual de válidas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *