Nuevos retos para el sector inmobiliario

Nuevos retos para el sector inmobiliario

El sector inmobiliario que por fin ha comenzado su recuperación, tras 7 años de crisis económica, y con todavía un intenso ajuste entre precio y actividad, requiere ahora de una transformación del modelo de negocio que no sólo permita la reconstrucción de la industria sino que ademas pueda construir un modelo sostenible que permita contribuir al desarrollo económico y social a través de la creación de valor.

Retos para un nuevo sector inmobiliario que desde luego no registrará niveles de actividad similares a los previos a la crisis, pero que será más competitivo y profesionalizado, y que tendrá por delante el desafío de continuar su desarrollo en un marco de políticas públicas de viviendas más estables.

Por primera vez desde 2007 el sector inmobiliario va a contribuir en el crecimiento del Producto Interior Bruto Español. 2015 marca por tanto un punto de inflexión, en un año en el que los cambios políticos traen consigo cierta inestabilidad económica, pero que pueden resultar una oportunidad para llevar a cabo la transformación hacia ese modelo de negocio más sostenible y competitivo.

Las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo sí suponen un riesgo para el sector inmobiliario, ya que la formación de nuevos gobiernos puede retrasar planes urbanísticos y cambiar las preferencias sobre los tipos de desarrollos que se van a efectuar en las ciudades.

¿Puede esto suponer que 2015 no sea el año para la consolidación de la recuperación definitiva del mercado inmobiliario?
Habrá que esperar y afrontar con cautela los próximos acontecimientos. El reto que tiene por delante el sector es afrontar el nuevo panorama como una oportunidad de desarrollo y profesionalización.

Translate »