La importancia de la orientación de tu casa

orientacion casa

¿Estás pensando en mudarte y no tienes claro cuál debe de ser la orientación de tu vivienda? Lo cierto es que la orientación es uno de esos aspectos que más suele quedar olvidados a la hora de decantarnos por uno u otro tipo de vivienda.

La principal consecuencia de no escoger bien la orientación de nuestro hogar la podemos encontrar en la factura de la electricidad. Y es que, con una buena elección de la orientación podremos maximizar el uso de la energía natural al máximo. Los expertos cifran de una diferencia de hasta un 70% a la hora de escoger en una orientación u otra.

Especialmente en los climas más extremos, la orientación ocupa un papel clave. A continuación te mostramos todos los detalles y las diferencias entre elegir una orientación u otra.

 

Orientación al norte

Cuando nos decantamos por una vivienda orientada al norte estamos tomando la decisión de renunciar, de manera completa, al impacto directo de los rayos de sol sobre nuestra casa, con todo lo que ello puede suponer.

Los espacios orientados al norte solo se ven beneficiados de los rayos solares a primera y última hora del día en los meses de verano. En el caso de España, la orientación al norte puede suponernos un elevado gasto en electricidad, especialmente cuando es invierno y hay menos horas de sol al día.

 

Orientación al sur

En primavera, invierno y otoño podremos disfrutar de sol durante, prácticamente todo el día. Es, sin duda, una de las mejores orientaciones que podemos disfrutar en un país como España. Y es que, gracias a su ubicación, en los meses en los que no haga un calor excesivo es uno de los mejores recursos para ahorrarnos unos cuantos euros en la factura de la electricidad.

Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta que todas las viviendas que tienen orientación al sur traen tras de sí un importante impacto en lo relacionado con la temperatura del hogar. Especialmente en los meses de invierno, puede resultar realmente incómodo, por lo que el consumo en electricidad a consecuencia del aire acondicionado se disparará por completo.

 

 

Orientación al este

Las viviendas con orientación al este están pensadas para acumular todo el calor durante la mañana y suavizar la temperatura durante la tarde.
El beneficio principal de esta orientación es que el sol incide durante toda la mañana a lo largo de todo el año, por lo que no tendremos ningún pico de consumo.

Sí que es cierto que, en los meses de verano y de invierno, quizá sí que nos veamos en la necesidad de apoyar la temperatura absorbida durante la mañana, con los sistemas de calefacción y refrigeración durante las tardes.

 

Orientación al oeste

Si nos decantamos por una vivienda con orientación al oeste, tendremos los beneficios invertidos a las viviendas que están mirando al este.

El sol únicamente incidirá durante la tarde, pero al haber menos horas de luz, no obtendremos tantas horas como en las viviendas con orientación al este. Lo que sí que es cierto es que el impacto será mucho mayor, logrando calentar la casa en menor tiempo.

 

Como hemos podido comprobar, la orientación de nuestro hogar no puede dejarse en manos del azar. El gasto en electricidad y otros aspectos relacionados las corrientes de aire pueden determinar en gran medida lo relacionado con nuestra calidad de vida.

A la hora de comprar o alquilar una vivienda, es importante que tengamos en cuenta la orientación del inmueble que estamos adquiriendo. Pues, pese a que siempre tendemos a guiarnos por el precio, puede haber situaciones en las que bien merece la pena realizar un mayor desembolso inicial a cambio del ahorro que podemos disfrutar en las facturas relacionadas de la electricidad. Y tú, ¿qué orientación prefieres para tu nueva vivienda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *