Consejos para poner tu vivienda en alquiler

alquiler vivienda

El mercado inmobiliario es uno de los mercados más prósperos a la hora de invertir nuestros ahorros en él. Es precisamente esta cuestión de dónde se deriva que poner nuestra vivienda en alquiler es una de las maneras más eficaces de sacar un rendimiento de nuestros ahorros.

Pese a que tradicionalmente el mercado español se ha caracterizado por haberse convertido en un mercado en el que la compra de vivienda está mucho más presente que el alquiler, lo cierto es que cada vez son más los propietarios que se deciden por poner alguna de sus propiedades en alquiler.

Sin embargo, en contra de lo que pueda parecer, alquilar una vivienda no es una tarea fácil. El marco legal por un lado y la competencia por otro hacen que tengamos que tener en cuenta una serie de consejos antes de lanzarnos a por la búsqueda de nuestro próximo inquilino.

 

Cuatro consejos para poner tu vivienda en alquiler

 

1- Cumple con la normativa

Es, sin duda, el primer consejo que te podemos dar. Existen diversas leyes que hacen referencia a lo relacionado con los arrendatarios urbanos.

A la hora de poner tu vivienda en alquiler, es importante que tengas claro todo lo relacionado con el marco legal en lo que al alquiler se refiere.

 

2- Encuentra a tu inquilino perfecto

Ya lo dice el dicho, las prisas no son nada buenas. Y si nos referimos al mercado inmobiliario, todavía menos. Es importante que te tomes tu tiempo en lo relacionado con la búsqueda del inquilino que va a vivir en tu casa durante un determinado tiempo.

Queda con él y conócelo: es la persona que va a vivir en esa casa que tanto has cuidado durante tantos años, no tengas prisa en darle a nadie las llaves de la que ha sido tu casa durante tantos años

Además, recuerda que solvencia es uno de los temas que más suelen preocupar a los propietarios. Asegúrate que va a ser capaz de pagar el piso durante los próximos años.

 

3- Pon un precio acorde a la zona y a las características del piso

Pese a que todos queremos sacar el máximo rendimiento posible de nuestras propiedades, es importante que seas realista a la hora de fijar un precio.

Una de las cuestiones que suele pasar factura a todos los propietarios es la relacionada con el valor sentimental del inmueble. Obviamente, es complicado deshacerte del valor sentimental a la hora de poner en alquiler tu vivienda. Sin embargo, fijar un precio acorde a la zona del inmueble y a las características del mismo te librará de una gran cantidad de dolores de cabeza.

 

4- Realiza las mejoras necesarias en la vivienda

Uno de los males más comunes que existen en el mercado inmobiliario es que muchas veces los inquilinos se encuentran con viviendas que, por la cantidad de desperfectos que tienen, son reacios a alquilarlas.

Si quieres alquilar tu vivienda, será necesario que realices una pequeña inversión para arreglar todos los posibles desperfectos que puedan ir surgiendo.

Desde los muebles hasta los posibles problemas de humedades, es importante solucionar todos los problemas que el inquilino en cuestión puede tener con el hogar.

Como has podido comprobar, poner en alquiler tu vivienda no tiene por qué resultar costoso ni complicado. Uno de los mejores consejos que te podemos dar es que trates de darle al inquilino los mismos servicios que te gustaría recibir a ti.

Cumple con la normativa, adecúa la vivienda y sal a la búsqueda de tu inquilino perfecto. ¡No tardará nada en llegar!

 

*Te dejamos otro artículo que podría interesarte: ¿Qué buscan los españoles a la hora de adquirir pisos de obra nueva?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *