¿Cómo reducir la factura de la luz?

factura luz

A día de hoy, nadie ignora que el precio de la luz es cada vez mayor y no parece que vaya a disminuir en un futuro cercano.

De hecho, en el 2017 los hogares españoles notaron una subida de casi el 10%, y en 2018 no va a ser diferente, habiendo subido un 2,5% en este primer trimestre del año.

El incremento del precio, es algo inevitable, pero sí hay algunos métodos para poder reducir la factura de la luz considerablemente.

 

  1. ¿Necesitamos toda la potencia que tenemos contratada?

Antes de la crisis, más del 90% de los hogares de España podían permitirse pagar las facturas de la luz y nadie se paraba a mirar si necesitaba verdaderamente toda la potencia que tenía contratada.

Pues bien, más de la mitad de los contratos de luz actuales disponen de una potencia superior a la necesaria en una vivienda familiar. Es más: tendrían potencia para abastecer el doble de lo necesario.

Si por el contrario, sabes que tienes más potencia contratada de la necesaria, pero tienes miedo a un apagón, por un pico de consumo más elevado de lo contratado, puedes reducir el uso de los electrodomésticos. Por ejemplo no poner lavavajillas y lavadora a la vez.

 

  1. Tarifas planas

Las empresas eléctricas conocen de primera mano las dificultades de muchas familias para pagar las facturas, especialmente la de la luz.

Por esta razón han implantado unas tarifas planas, en las que, por ejemplo tienes dos horas al día de luz gratis, que puedes aprovechar para planchar, pasar el aspirador o poner una lavadora, siendo bastante elevado el ahorro obtenido mensualmente.

 

  1. Racionalizar el uso de los electrodomésticos

Quizás pienses que ya estás ahorrando por no dejar los electrodomésticos en stand-by. Pero hay acciones que realizas a diario y no tienes en cuenta, que pueden incrementar el consumo de la luz.

  • La nevera puede ser causa de un consumo elevado, si eres de los que se quedan mirando el interior de la nevera pensando en todo menos en lo que quieren comer. Ábrela cuando ya tengas decidido que quieres coger.Y no metas alimentos recién cocinados en la nevera, puesto que hará que el motor funcione a mayor potencia para mantener la temperatura.
  • El uso de la lavadora a media carga tiene el mismo gasto energético que al máximo de su capacidad. Por lo que intenta llenarla antes de encenderla.
  • Al contrario que el resto, recomendamos el uso del lavavajilla, puesto que racionaliza el uso de agua y luz realizado al abrir el grifo del agua caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *