¿Cómo debería de llevar el cuidado de mi jardín en invierno?

Casas Jardín

El invierno es una de las peores épocas para todos los que tenemos jardín en casa. El frío, el mal tiempo y las condiciones climatológicas adversas hacen de esta estación una de las más complicadas para mantener este espacio con el aspecto que quisiéramos.

Sin embargo, y pese a la dificultad que acarrea su cuidado, lo cierto es que una de las peores decisiones que podemos tomar es dejar nuestro jardín sin cuidar durante los meses más fríos del año, pues será precisamente en éstos cuando podremos realizar todo el trabajo previo para asegurarnos que, a partir de los meses de marzo y abril, nuestro jardín tenga un resultado excelente.

A continuación os vamos a dejar una serie de consejos con los que elevar la presencia de vuestro jardín a un nivel superior.

Consejos para cuidar nuestro jardín

Cuida del césped

El invierno es una de las mejores épocas para cuidar de nuestro césped tanto como se merece. Por su naturaleza, es importante conocer que no necesita de grandes cuidados, pues nuestra única preocupación debe de ser regarlo cuando hayan pasado más de 3 semanas sin lluvia.

Puede ser un buen momento para repasar el sistema de riego de nuestro jardín, por ejemplo, o tener controladas las filtraciones de agua.

Cuida de tus plantas

Es importante que interioricemos la idea de que las plantas, al igual que las personas, en invierno requieren de ciertos cuidados extras. Esto es debido a multitud de factores, siendo uno de los más importantes los relacionados con las bajas temperaturas.

El exceso de humedad puede favorecer la aplicación de hongos y, algunos de ellos, pueden tener consecuencias nefastas para el crecimiento de las mismas.

Uno de los remedios que más suelen hacer los aficionados a la jardinería es la de llevar las plantas más delicadas al interior de nuestra casa, con el fin de protegerlas del frío. Sin embargo, si por el motivo que sea nosotros no tenemos esa posibilidad, proporcionarles un poco más de fósforo será más que suficiente para conseguir que nuestras plantas aguanten todo el invierno sin problemas.

Presta especial atención a las raíces

Pese a que no solemos tenerlo en cuenta, las raíces son una de las zonas más delicadas de las plantas. Por ello, es importante que, si esperemos una época especialmente fría o con condiciones climáticas muy adversas, nos planteemos la posibilidad de cubrir las raíces con hojas o con paja.

De esta manera la lluvia penetrará de igual manera, pero conseguiremos proteger nuestras raíces de las bajas temperaturas.

¿Tienes toda tu herramienta en buen estado?

El invierno puede ser una buena época para cerciorarnos de que todas nuestras herramientas estén en buen estado.

Si es un invierno tranquilo, en el que no necesitamos prestar demasiada atención a lo relacionado con el cuidado de nuestro jardín, podemos aprovecharlo para asegurarnos que todas las herramientas con las que solemos trabajar nuestro jardín están en buen estado y listas para usarse.
En caso de que no sea así, podemos aprovechar para arreglarlas y sustituir lo que sea necesario.

En contra de la creencia general, el invierno es una de las mejores épocas si lo que queremos es mantener nuestro jardín cómo se merece. Uno de los mayores beneficios que encontraremos es que no nos hace falta prestarle especial cuidado, por lo que a través de unas acciones muy simples conseguiremos que nuestro jardín esté totalmente preparado para el próximo invierno que está por llegar.

No te lo pienses y haz de este próximo invierno el momento perfecto para llenar de vida tus flores, ¡ellas te lo agradecerán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *