¿Chalet o piso? Lee nuestros consejos y elige el hogar ideal para ti

Pisos Rivas Larvin Salon

Tienes decidido adquirir una vivienda, pero te encuentras con un dilema… ¿Prefieres vivir en un piso o en un chalet?

Es una tarea bastante complicada puesto que ambas opciones implican grandes ventajas que dan a tu vida la calidad que necesita. Aunque ya sabemos que no es lo mismo vivir en un piso que en una vivienda unifamiliar.

Dependerá de las necesidades de cada persona, el número de miembros familiares, el estilo de vida, los gustos y todo un sinfín de características como la persona posea.

Adquirir un piso o un chalet son dos opciones muy diferentes, aunque en algunos casos tienen puntos en común.

 

¿Cómo decidirnos por un piso o un chalet?

La respuesta es bastante compleja. El número de viviendas ha aumentado como lo ha hecho la población.

Existen gran variedad de tamaños, tanto de pisos como de chalets, tantos como tipos de compradores.

Quizás una de las principales diferencias es que habitualmente encontramos más pisos que chalets en el centro de las ciudades, con la ventaja que ello conlleva.

Tenemos más cerca servicios como colegios, hospitales, bares o supermercados, además de más cantidad de actividades con respecto al extrarradio.

Sin embargo, hoy en día encontramos cada vez más frecuentemente pisos que cuentan con zonas de piscina, pistas deportivas o gimnasio que están compartidas entre los vecinos de una urbanización.

Aunque se encuentren fuera del piso, también podemos contar con trasteros para recurrir al almacenamiento de productos.

El garaje también es un complemento perfecto para aparcar nuestro coche y evitarnos los trastornos de la falta de espacio en las grandes ciudades.

Esto es una ventaja puesto que se añade un factor de calidad de vida muy importante que normalmente poseen los chalets, sin dejar de vivir en un piso.

Otra de las ventajas que supondría vivir en un piso, si contamos con una altura considerable es la posibilidad de tener magníficas vistas desde nuestra propia casa.

Por otro lado, existen muchas ventajas respecto a los chalets que se derivan, sobre todo, de la ubicación donde se encuentran.

Los chalets suelen ubicarse en los mejores barrios de las ciudades, que suelen ser los extrarradios y las zonas con más espacios y zonas verdes.

Se trata de la mejor opción si lo que buscamos es calidad de vida, distinción, comodidad, etc. Aunque, sin duda, una de la principales ventajas es el espacio de los chalets.

Pueden disponer de varias plantas, garaje, incluso ático y sótano en una misma estructura arquitectónica. Tenemos todo lo que necesitamos en un solo espacio y es única y exclusivamente para nosotros solos y con quien queramos compartirlo.

Al no tener otro edificio al lado, entra más luz y disponemos de un ahorro considerable de espacio y gasto lumínico.

Quizás, quien decide adquirir un chalet busca tranquilidad ya que vivirás apartado del núcleo de la población, sin ruidos y sin la gran cantidad de personas que se agolpan en las zonas céntricas.

Además, podemos tener nuestro propio jardín para disfrutar de él con la decoración a nuestro gusto y la posibilidad de instalar en él una piscina.

Si tienes mascotas, también podrán disfrutar del jardín y moverse a su aire por todo el terreno sin las limitaciones que pone un piso.

En un chalet no tenemos que preocuparnos del espacio. Podremos almacenar más comida, más productos y disponer de más mobiliario, lo cual suple la desventaja de no disponer de tantos servicios cercanos como al vivir en un piso.

Como ya hemos visto, vivir en un piso o en un chalet tiene tanto ventajas como inconvenientes. Con esto esperamos haberte ayudado a decidirte mejor por una opción u otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *