Cambios de la reforma fiscal a la venta de viviendas

Cambios de la reforma fiscal a la venta de viviendas

Hace unos días analizábamos las claves del proyecto de reforma fiscal que afectará a la venta de inmuebles de segunda mano, pues bien, debido a la oposición política, social y mediática mostrada ante dicha reforma, el Gobierno ha decidido suavizar la reforma para mejorar el tratamiento fiscal a la vivienda.

La enmienda sobre la reforma tributaria presentada por el Gobierno supondrá una reducción del incremento fiscal para la venta de viviendas de segunda mano y acciones. Dicha enmienda mantiene los coeficientes de abatimiento para las plusvalías por transmisión de bienes comprados antes de 1995, cuando el valor de transmisión no supere los 400.000 euros.

Este límite de 400.000 euros no se aplicará para cada venta individual, sino al conjunto de plusvalías generadas por las transacciones realizadas a partir del 1 de enero de 2015 por una o varias ventas.
De esta forma si un contribuyente vende una vivienda adquirida antes de 1995 por una cantidad inferior a 400.000 euros, se aplicaran los coeficientes de abatimiento sobre esa cantidad y podrá reservarse la cantidad restante hasta 400.000 euros para la venta de otros bienes patrimoniales o acciones.

Este límite se aplicará por contribuyente, no por tiempo transcurrido, por lo que no será necesario agotarlo en un mismo ejercicio.

La enmienda mantiene los coeficientes actuales:

  • 11,11% para las viviendas
  • 25% para las acciones
  • 14,28% para otros bienes

Lo que sí mantiene de momento la nueva enmienda, es la eliminación del coeficiente de corrección monetaria, con lo que los contribuyentes que vendan una vivienda comprada después de 1994 sufrirán el incremento impositivo de la reforma fiscal.

Habrá que esperar para conocer el contenido final de la reforma fiscal, pero ya hemos podido observar alteraciones en el mercado inmobiliario: rebajas en los precios para vender las viviendas antes de que finalice el año, o donaciones a familiares para poder después vender el inmueble con valores actualizados.

Una situación que no favorece a un mercado inmobiliario que está saliendo de la crisis.

Translate »